Yo hablo, tu hablas, nosotros hablamos

chatroom_by_hashir1.jpgBueno, viernes por la noche, me aburrí de estudiar, y aún no son las 10pm para ver si dan alguna película interesante en el cable…. que panorama tan deprimente! Si, si, debo admitirlo. Entonces, digo, bueno, voy a ver que se cuentan “los materos”. Así se denominan los inscriptos en un sitio web llamado “Mateando” (www.mateando.com), cuyas premisas son la amistad, el diálogo, intercambio de opiniones, ayuda y entendimiento. Allí uno puede sumarse, creando un perfil, que será registrado según el país donde resida. Asimismo, cuenta con una serie de salas de chat, siendo la más concurrida la sala llamada “mateando”. Bueno, habiendo ingresado al sitio, me dispongo a participar de la sala ya mencionada. Entrada, saludos de rigor a los ya presentes (me encuentro con otros 15 “materos”), saludos de los presentes a mi persona, y bueno, a esperar para ver sobre qué estan hablando… y bueno, esperar en vano. Porque pasan los minutos, unos 45 minutos aproximadamente, y todo se remite a decir “hola” y “chau” ante cada ingreso o salida de algún participante. Tema abordado en dicho transcurso de tiempo, ninguno. Solo una serie de “hola Laura!” , “Adiós Javier”, “Qué te contás Eduardo?”, “Que descanses Florinda” (Sí, alguien tenia el nick “Florinda”, con los consecuentes chistes con el Chavo) y ello sin tener en cuenta el bombardeo a mansalva de emoticones. Ya en el súmmum del tedio, intento generar un tema, preguntándoles a quienes residían en Argentina sobre la situación allí (están atravesando una serie de paros, lock-outs, etc), a lo cual, quienes se dignaron a contestar, afirmaron que “no pasaba nada, que todo bien”. En fin, son casi las 10pm, y veo que no da para más, qué pena, solo quería conversar un rato, y me doy cuenta que busqué en el lugar equivocado, qué más podria encontrar en un chat? A chat is a place just to chat, not to conversate, shame on me. Solo “bla blás”, cero contenido. Me estaré volviendo demasiado exigente?

Dejar una repuesta