Cartagena para experimentar

CartagenaEn esta ocasión quería comentar sobre las Islas del Rosario, y la posibilidad de visitarlas. Visité Cartagena en tres oportunidades en los últimos dos años, y en dos de dichas visitas tuve la suerte de viajar hacia las mencionadas Islas, que por cierto, son mucho más recomendables para tomar baños de mar, que las propias playas de Cartagena.

Entonces, con el objeto de disfrutar aguas límpidas y horizontes color turquesa, cualquier turista puede dirigir sus pasos hacia la mayoría de los hoteles, y las diversas compañías de turismo bastante esparcidas en los sectores aledaños a las playas, quienes ofrecen el servicio de traslado a las Islas del Rosario con el fin de pasar el dia allá, regresando temprano en la tarde.

CartagenaLas ofertas son varias, Isla de Media Naranja, Coco Liso, del Pirata, Tijereto, del Sol, del Encanto, etc. También esta la muy conocida Isla Barú, pero no forma parte de las Islas del Rosario.

En la primera visita decidí visitar la Isla de Media Naranja. Los servicios ofrecidos por unos 40USD consistían en pick up en el hotel, traslado en lancha rápida hacia la Isla, almuerzo típico (pescado frito,ensalada, arroz, todo con una bebida incluída que no consistiera en alcoholes fuertes, o bebidas blancas, como se les quiera llamar), para regresar aproximadamente a las 4pm en la misma lancha hacia el muelle, donde el servicio finalizaba y cada uno habría de regresar por las suyas al hotel donde se hospedaba.

CartagenaQue encontré en esta isla??? En primera instancia, que al igual que el grupo con el que yo había viajado, un número incesante de otras lanchas rápidas se acercaban a su muelle, con lo cual, el sitio era una multitud de gentes que iban y venian, no solo participantes de algun tour, sino también aquellos que pasaban por la isla por un rato, o aquellos instalados desde muy temprano con una gran nevera, repleta de hielo, bebiendo ron en forma incesante, y con equipos de musica portátiles emitiendo retintineante reggaeton.

El público concurrente es más bien joven y de índole familiar, todos esparcidos en la arena sobre toallas o sillas propias.

La playa se ve plagada de vendedores ambulantes en un deambular sin fin, intentando convencer a los visitantes de comprar la varieté de artesanías ofrecidas, como así también cangrejos y langostas recien sacados del mar.

Cartagena para experimentar En esta última visita del fin de semana pasado, la opción consistió en pasar el día en un sector de la Isla Grande, donde se asienta el Hotel San Pedro del Majagua, relacionado con el Hotel Santa Clara (Sofitel) de Cartagena. Como no estaba hospedada en el mismo hotel Santa Clara, debí acercarme hasta el muelle Marina Santa Cruz (Manga), desde donde zarpaba la lancha rápida. Las personas que en esta ocasión viajaron junto a mí en la lancha rápida con una capacidad máxima de 45 pasajeros, serían las únicas que tendría luego como vecinos de playa allá, con excepción de los escasos huéspedes del hotel.

El almuerzo era también típico (filete de róbalo, con arroz con coco y patacón, mas postre y bebida, en fina loza y confortablemente sentada en la sombra) incluyendo servicio de sillas, poltronas, toallones, con más bar en la playa y mesero a la orden (gastos de bar aparte).

Todo lo disfrutado -viaje y pasadía, más almuerzo-, era ofrecido por la suma de un poco más de 60USD, pudiendo optar por opciones de langosta y festival de mariscos, oblando -obviamente- montos mayores según la respectiva elección. El público concurrente, mayormente gente de unos 30 años y más, y gran cantidad de extranjeros. El acceso de vendedores ambulantes se encuentra altamente restringido y lo cual permite, consecuentemente, regodearse con la exclusividad del lugar. El regreso a las 3pm fue rápido, con el objeto de evitar el oleaje por los vientos del atardecer.

Cartagena para experimentarEn ambas islas se ofrecía el servicio extra de visita al Oceanario, por un costo adicional de 8USD, y en ambas ocasiones obvié tal visita, con lo cual no opinaré sobre esa atracción.

Bueno, ya he visto las dos caras de las Islas del Rosario… entonces… con cúal me quedo? Inexorablemente con ambas. Ambas son el reflejo de la Cartagena de hoy, con su Ciudad Amurallada, opulenta, abierta a los visitantes de tarjetas de crédito “doradas” dispuestos a pagar altas sumas por hospedarse en hoteles cinco estrellas, mientras en las playas se mueve el otro público, que quiere darse el gusto de visitar La Heroica, mojarse los pies en las aguas de las playas de La Boquilla o Marbella, pero con el bolsillo más ajustado, y entre medio de los dos públicos, los reales habitantes de la ciudad, peleando el día a día.

Info:

http://www.cartagenacaribe.com/
http://www.islamedianaranja.com/HOME.htm
http://www.hotelmajagua.com/

4 Respuestas para “Cartagena para experimentar”

  1. Cartagena para experimentar Says:

    […] Cartagena para experimentarabstraktablog.com/cartagena-para-experimentar/ por patagoniko hace pocos segundos […]

  2. Fernie Says:

    Interesante paseo.
    Interesante lugar.
    Las recomendaciones estan hechas.
    Solo queda viajar.
    Viajar tan cerca.
    Viajar tan lejos.
    Siempre viajar…

  3. Dara Ghantt Says:

    Love your site, I have been reading quite a lot about this recently and it is helpful to get lots of different bits of info and points of view. Look forward to reading more.

  4. educational toys for toddlers Says:

    Nice post, I am sure to come bach again in imminent …

Dejar una repuesta